Highlights

Redada masiva en Tennessee: corte aprueba acuerdo por $1.17 millones para indemnizar a inmigrantes latinos detenidos

today02/28/2023 30

Background
share close
AD

Una corte de Tennessee aprobó un acuerdo para compensar a casi 100 inmigrantes detenidos en una redada masiva en una planta procesadora de carne en 2018 en la comunidad rural de Bean Station. Además, se les otorgará un documento con el que los demandantes podrían solicitar un alivio migratorio.

Casi 100 inmigrantes que fueron detenidos durante una redada del Servicio de Migración y Aduanas (ICE) en una planta procesadora de carne en Tennessee en 2018 alcanzaron un acuerdo por 1.17 millones de dólares tras una demanda colectiva contra el gobierno de Estados Unidos y los agentes federales.

El acuerdo, aprobado a última hora del lunes en la Corte del Distrito Este de Tennessee, supone una rara victoria para los inmigrantes, que denunciaron el uso de perfiles raciales y fuerza excesiva durante la operación desplegada en una fábrica procesadora de carne Southeastern Provision, en Bean Station.

Un total de 97 inmigrantes fueron detenidos en la operación en la que, con una orden federal de allanamiento, participaron funcionarios del ICE, del departamento de Seguridad Nacional, la división de investigación penal del Servicio de Rentas Internas (IRS) y agentes de la patrulla de carreteras de Tennessee.

Los funcionarios armados acorraladon a todos los trabajadores latinos menos a uno, incluidos al menos un residente legal y un ciudadano estadounidense. En la operación pisaron el cuello de una persona y golpearon a otra en la cara.

Según organizaciones de activistas, se trató del operativo migratorio más grande realizado en un solo centro de trabajo en la última década.

En virtud del acuerdo alcanzado, los demandantes recibirán 550,000 dólares, es decir, más de 5,700 dólares cada unoSeis demandantes nombrados en el acuerdo recibirán 475,000 dólares del gobierno federal para resolver sus reclamaciones en virtud de la Ley Federal de Reclamaciones por Agravios, que permite indemnizar a los particulares por actos negligentes o ilícitos cometidos por agentes del gobierno federal.

Además, se les otorgará un documento con el que los demandantes podrían solicitar un alivio migratorio.

La corte determinó que el acuerdo era razonable y que la reparación proporcionada al grupo era adecuada. Más del 95% de los demandantes presentaron formularios de reclamación para acceder a los beneficios del acuerdo.

La redada en Tennesse “destrozó familias pero galvanizó a la comunidad”

Martha Pulido, una de las demandantes y residente en Morristown, Tennessee, recuerda el día que se hizo la redada. “Todo era normal y en un instante todo cambió”, dice.

“Ahora vivo con las secuelas de esa mala experiencia. Quedará para siempre en todas las familias. No estoy contenta, pero me satisface ver que la justicia prevaleció sobre la injusticia”, comentó Pulido, citada en un boletín del National Immigration Law Center (NILC), que junto al Southern Poverty Law Center (SPLC), condujeron la pelea judicial.

“Casi cinco años después de la redada que destrozó familias, pero galvanizó a una comunidad, la aprobación final de este acuerdo colectivo es un hito en la lucha por la justicia”, manifestó Michelle Lapointe, subdirectora jurídica de NILC. “Si bien el acuerdo no puede curar las heridas causadas por la violenta redada de 2018, nos complace esta reivindicación tan reñida de sus derechos y el poder de la organización comunitaria”, agregó.

“Hoy se hizo justicia a los trabajadores latinos, y a su comunidad, que se opusieron a que los agentes federales los atacaran por su origen étnico”, destacó Meredith Stewart, abogada supervisora sénior del SPLC. “El acuerdo sin precedentes aprobado por el tribunal demuestra que, como nación, no toleraremos la discriminación racial. Ese tipo de actuación policial va en contra no solo de nuestros derechos, sino también de nuestros valores. Esperamos que los trabajadores reciban el alivio que ofrece el acuerdo”.

Según expertos en inmigración, este sería probablemente el primer acuerdo colectivo relacionado con una operación de control migratorio. Stephen Yale-Loehr, profesor de derecho especializado en inmigración en la Facultad de Derecho de Cornell, dijo al diario The New York Times que se trata de una rara victoria para los inmigrantes indocumentados.

“Es muy difícil lograr un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos y los agentes en casos de aplicación de la ley de inmigración”, dijo Yale-Loehr. “El resultado es particularmente importante porque los agentes federales fueron responsabilizados por extralimitación y discriminación racial”.

El Departamento de Seguridad Nacional no había emitido inicialmente comentarios sobre el acuerdo, pero ni el gobierno federal ni los agentes admiten haber cometido ninguna irregularidad en el caso.

FUENTE: UNIVISION.COM

Written by: Editor

Rate it

AD
AD
0%