Highlights

A qué se debe el inusual clima extremo “de una vez cada mil años” que está causando inundaciones y olas de calor en EEUU

today07/11/2023 20

Background
share close
AD

Los científicos aseguran que el cambio climático potencia el riesgo de fuertes lluvias debido a que la atmósfera más cálida concentra más agua. Vermont declaró la emergencia debido a las inundaciones que han dejado poblaciones incomunicadas. El domo de calor podría perdurar una semana más.

Estados Unidos padece estos días dos polos opuestos del mal tiempo extremo: lluvias torrenciales e inundaciones en el noreste, y una histórica ola de calor en el sur.

El noreste evaluaba la noche de este lunes y madrugada del martes los daños ocasionados por las fuertes lluvias que destruyeron infraestructuras, causaron inundaciones, cancelación de vuelos y al menos la muerte de una persona en el estado de Nueva York.

En los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Pennsylvania, Massachusetts y Vermont este martes persiste el riesgo por lluvias copiosas que pueden causar inundaciones repentinas con el consiguiente peligro para la vida, alertó el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

Y mientras, unos 74 millones de personas estaban bajo condiciones de calor extremo o alertas y advertencias de altas temperaturas, según el Sistema Nacional Integrado de Información de Salud sobre el Calor.

Al menos 12 ciudades han batido récords de calor diarios hasta ahora este verano. El 6 de julio fue el día más caluroso del año, según los registros.

El mes de julio, de hecho, ha sido el más caluroso jamás registrado en el país, justo una semana después de que la temperatura promedio del planeta rompió récords por tres días seguidos.

Los científicos aseguran que el cambio climático potencia el riesgo de fuertes lluvias debido a que la atmósfera más cálida concentra más agua.

La combinación del fenómeno El Niño con la aceleración del cambio climático han causado que un domo de calor expansivo cubriera el suroeste del país.

El NWS alerta de que el domo de calor podría cubrir el sur de la nación de costa a costa, una semana más con la consecuente subida de las temperaturas.

Emergencia en Vermont por las inundaciones repentinas

En Vermont, se espera que las lluvias superen las registradas durante el huracán Irene en 2011.

El gobernador Phil Scott declaró estado de emergencia en el estado. “Los equipos de rescate Swiftwater se han situado en lugares estratégicos en todo el estado, en caso de que sean necesarios para ayudar con las evacuaciones y rescates de las inundaciones”, dijo la oficina de Scott en un comunicado.

Mike Cannon, de la agencia de Búsqueda y Rescate Urbano de Vermont, dijo que cuadrillas trabajaban para ingresar a poblados que quedaron inaccesibles por las lluvias torrenciales, como Londonderry y Weston. También se vigilaba de cerca el nivel del agua en varias presas.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército dijo a última hora del lunes que preveía que dos presas liberaran agua durante la noche, causando “graves inundaciones” río abajo que probablemente afectarían a varias ciudades.

Default image alt
Vehículos sumergidos y residencias en riesgo por las inundaciones cerca del río Ottauquechee, el lunes 10 de julio de 2023, en Bridgewater, Vermont. (AP Foto/Hasan Jamali) Crédito: Hasan Jamali/AP

Efectivamente, las inundaciones afectaron la capital de Vermont y el administrador de Montpelier, Bill Fraser, calculó que las anegaciones — en las que el agua llegaba a las rodillas — abarcaban buena parte del centro de la ciudad, y se preveía que el nivel del agua aumentara otros 2 pies (60 centímetros) durante la noche. Montpelier no sufrió grandes estragos durante la llegada de la tormenta tropical Irene en 2011.

“Para nosotros, esto es mucho peor que Irene. Cayó agua, pero fue algo pasajero. Se inundaron algunos sótanos, pero no duró mucho”, comentó Fraser, quien comparó esta inundación con la acumulación de hielo de 1992. “Estamos completamente inundados. El nivel del agua es mucho más elevado de lo que llegamos a tener en cualquier momento con Irene”.

Durante Irene, Vermont recibió 11 pulgadas (28 centímetros) de lluvia en 24 horas. La tormenta cobró la vida de seis personas en todo el estado, arrancó residencias de sus cimientos y dañó o destruyó más de 200 puentes y 500 millas (805 kilómetros) de carreteras.

En la mañana de este martes no se habían recibido reportes de heridos o fallecidos relacionados con las más recientes inundaciones en Vermont, según funcionarios estatales de emergencias. Los caminos de todo el estado permanecían cerrados.

Nueva York: vuelos y trenes cancelados

La gobernadora Kathy Hochul declaró el estado de emergencia el lunes en el condado de Orange, Nueva York, aproximadamente a 65 millas al norte de la ciudad de Nueva York, donde una mujer de 43 años fue arrastrada y falleció debido a las aguas rápidas en lo que Hochul llamó un “evento climático de 1 de cada 1,000 años” causado por el calentamiento global.

El domingo las intensas lluvias convirtieron las calles en ríos, destruyeron puentes y causaron daños en carreteras. Por la noche, más de 12,000 personas quedaron sin electricidad en el estado, según la página Poweroutage.us. En la madrugada de este marte ya se había restituido el servicio con normalidad.

El lunes se cancelaron 633 vuelos en todo Estados Unidos y se habían retrasado 7,953, siendo el noreste fuertemente afectado, según la página de seguimiento de tráfico aéreo FlightAware.

El aeropuerto LaGuardia de la ciudad de Nueva York canceló el 9% de sus vuelos de salida y los retrasó en un 12%, mientras que el aeropuerto Logan de Boston canceló el 7% de sus vuelos de salida y los retrasó en un 29%.

El servicio de la compañía ferroviaria Amtrak quedó suspendido entre Nueva York y la capital del estado Albany “debido a las condiciones meteorológicas difíciles” a partir de primera hora de este lunes, anunció en un comunicado.

Suelos saturados e inundaciones repentinas en toda Nueva Inglaterra

El NWS advirtió este lunes sobre “inundaciones potencialmente catastróficas” en una región del noreste del país donde viven más de 10 millones de personas y en la que lluvias torrenciales ya han causado cuando menos una muerte.

“Se esperan inundaciones repentinas extensas y peligrosas causadas por el exceso de lluvias en toda Nueva Inglaterra hasta el martes”, señaló la agencia.

“Con el suelo saturado y niveles de los ríos elevados por las lluvias recientes, se esperan inundaciones repentinas potencialmente catastróficas al caer la noche”, señaló un boletín de la estación del NWS en Burlington, Vermont, emitido a las 13.45.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) emitió un aviso de “alto riesgo” de inundaciones repentinas en partes del norte de Nueva Inglaterra, y ya se han emitido más de 200 informes de inundaciones causadas por las fuertes lluvias desde cerca de la frontera con Canadá hasta Carolina del Norte.

La Academia Militar de West Point en Nueva York tuvo 6.96 pulgadas de lluvia en tres horas, Reading, Pensilvania, tuvo 5.35 pulgadas de lluvia, siendo su día de julio más lluvioso en la historia, y ayer cayeron casi 10 pulgadas de lluvia en el valle de Hudson en Nueva York.

El meteorólogo Richard Romkee, de la Universidad del Norte de Colorado, indicó en su cuenta Twitter que esa cantidad de lluvia tiene “0.001 % de probabilidades de ocurrir en cualquier año” en el noreste del país.

Recomendaciones para enfrentar la ola de calor

El NWS advirtió que es “esencial” que los habitantes de las áreas afectadas tomen precauciones para enfrentar ” condiciones de calor muy peligrosas y potencialmente mortales“.

El NWS llamó a mantenerse hidratado y usar aire acondicionado cuando sea posible ya que los ventiladores podrían no ser adecuados; cancelar actividades al aire libre en horas del día; usar ropa ligera y holgada y estar pendientes de personas mayores, niños y mascotas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan estar pendientes de los signos y síntomas de advertencia de enfermedades relacionadas con el calor como pulso rápido y fuerte, dolores o espasmos musculares, mareos, desmayos, piel caliente, roja, seca o húmeda, náuseas, y sarpullido por calor, o grupos rojos de pequeñas ampollas similares a granos en la piel.

El NWS llamó a “ no subestimar los peligros de esta ola de calor de larga duración” y advirtió que existe un “riesgo muy alto” de enfermedades relacionadas con el calor para quienes no tomen medidas para protegerse.

Fuente: Univision.com

 

 

 

Written by: Editor

Rate it

AD
AD
0%